Mejor imposible. Así he terminado una temporada 2013 llena de carreras rodeado de buenos amigos, en uno de mis pueblos adoptivos, participando en su primera maratón de montaña con más de 250 participantes y corriendo junto a mi amigo Toni Miquel.

Para mi se planteaba una carrera difícil ya que aún no estoy recuperado de la TUI pero la ilusión pudo con el dolor. El paisaje de esta maratón es espectacular y he podido correr la mayor parte de carrera en cabeza con Toni Miquel y Dani Muñoz pero como nos daban caza otros corredores he tenido que aumentar el ritmo para llegar a Artà con unos minutos de ventaja.

Así pongo cierre a una temporada que nunca hubiera soñado, con mi participación en Sables y en Ronda, visitando las increíbles montañas de Dolomitas, venciendo en la TUI marathon por quinta vez y unas cuantas más carreras por Mallorca que siempre es un lujo por todo el cariño que recibo de los aficionados a este bonito deporte.